La pérdida de audición: una cuestión cada vez más palpable que precisa concienciación y soluciones accesibles.

Los últimos estudios aportan cifras claras que dejan entrever lo que representan hoy los problemas de audición. El 25% de los españoles sufre pérdida auditiva y sin embargo solo el 8% declara estar siendo controlado por especialistas así como usar audífonos. El resto no ha acudido nunca a un especialista (64%) o no sigue ningún tratamiento 28%. En este escenario, tiene por tanto mucho sentido que surjan cada vez más campañas de prevención que ayuden a la concienciación o se creen nuevas soluciones que mejoren la calidad de vida de estas personas.

En la mayoría de los casos es la falta de concienciación la responsable de que se originen tantos retrasos a la hora de detectar estos problemas. De hecho el 80% de los españoles con pérdida auditiva declara que no reconocieron esta limitación hasta después de la mayoría de edad. Un 27% lo detectó cuando tenía entre 18 y 30 años, un 32% entre los 30 y 45 años, un 17% entre los 45 y 60 años y un 4% a partir de los 60 años. El resto de los encuestados declaró que su pérdida se manifestó antes de los 12 meses de vida (5%), de 1 a 10 años (3%) y de 10 a 18 años (12%). Es por ello que los especialistas tratan ahora con más fuerza de concienciar y aconsejan hacerse revisiones periódicas así como seguir consejos relacionados con el cuidado de la audición. Un problema que origina molestias físicas, como dolor de cabeza, vértigo, estrés, cansancio, problemas de alimentación y/o sueño y aumento de presión sanguínea, o molestias sociales como pérdida de atención, problemas de comunicación, aislamiento, retraimiento y depresión.

En este escenario, donde los problemas de audición son cada vez más visibles, nuestra tecnología WIIM© tiene mucho que aportar. Una propuesta clave para la concienciación al contribuir a una sociedad accesible, además de ser una ayuda técnica enfocada a mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas con problemas de audición. A través de una sencilla instalación domótica (conjunto de sensores inalámbricos) y un reloj inteligente, estas personas reciben, mediante vibración en el reloj, avisos relacionados con su seguridad (si se detecta fuego, gas, inundación, etc.) y notificaciones habituales del día a día (si llaman al timbre de la puerta, si suena teléfono, si acaba un electrodoméstico, si llora su bebé, etc.) 

Además, alrededor de este servicio se desarrollan aplicaciones móviles para los familiares. Los cuales, a través de su móvil, pueden estar avisados de aquellas “avisos de seguridad” o “llamadas SOS” que se produzcan desde el reloj así como reinventar nuevas formas de comunicación con ellos al poder emitir llamadas y mandar mensajes cortos desde la app móvil al smartwatch. Al funcionar a través de internet, la persona se puede conectar tanto en casa como en la calle a los diferentes puntos accesibles WIIM©, para permanecer sensorialmente conectadas con su entorno. Además, las empresas pueden adaptar los servicios de WIIM a su área temática y necesidades específicas, pudiendo diseñar una nueva forma de comunicarse con este colectivo a través del reloj.

Inmersos en este nuevo panorama en materia de salud auditiva se hace imprescindible conseguir un aumento en la prevención, es decir que cada vez más personas protejan y cuiden su audición así como en el desarrollo de propuestas tecnológicas que contribuyan al bienestar y a la Sociedad Accesible.

wiiim.eu